Google+ Followers

jueves, 25 de julio de 2013

La danza de la dama negra...



Hoy he vuelto a la dehesa.

He cruzado  la “portera” antes de que las estrellas quedaran eclipsadas por el amanecer. Todo está en silencio y sólo el  suave susurro de la hierba seca al quebrarse bajo mis botas rompe el silencio de la noche.

Me dirijo a la charca donde tengo montado el “escondite”, para cuando llego las primeras luces del alba empiezan a aparecer por el horizonte.

La espera se hace eterna; en  la charca sólo se mueven algunas tortugas y el canto de las ranas comienza a inundarlo todo.

Empiezo a pensar que me ha dado plantón y hoy no quiere bailar conmigo… pero al final vuelve, ella siempre  regresa, fiel a su cita.


 



























No hay comentarios:

Publicar un comentario